Cómo ser brand manager

Hace unos días comenzamos este mini curso sobre vídeo marketing hablando un poco de la estrategia y, sobre todo, del público objetivo. En esta segunda parte retomamos el tema para poder profundizar en los tipos de contenido en formato vídeo.

Recordarte que la semana pasada vimos cómo abordar la tarea de dar un discurso frente a la cámara tras definir el público objetivo, y que posteriormente cerraremos este mini curso con un capítulo centrado en el posicionamiento de vídeos en YouTube.

Así que, en este post seguiremos desarrollando la planificación de la estrategia de una campaña de vídeo marketing teniendo en cuenta que, al igual que ocurre con los formatos gráficos y textuales, esto es fundamental para conseguir resultados.

Sigue leyéndonos para aprender aspectos muy interesantes que debes saber sobre los diferentes tipologías de contenido que puedes desarrollar en vídeo.

Definiendo tu estrategia de vídeo marketing

Recordarte que nuestra misión con estos mini cursos no es ofrecerte formación en el área de producción audiovisual, pues las herramientas a utilizar dependen mucho del presupuesto de cada negocio en cuestión, sino de brindarte apoyo en términos de estrategia de contenido en vídeo.

En este sentido, y para pasar a ver en detalle los tipos de contenido que podrías desarrollar para tu campaña de vídeo marketing, vamos a hacer un breve repaso a las etapas de definición estratégica previas siguiendo el siguiente esquema:

  1. Definición del público objetivo y tono de comunicación.
  2. Planificación del calendario estratégico de contenidos.
  3. Desarrollo de vídeos según el tipo de contenido.

1) Definición de público y tono

El primer paso a la hora de realizar cualquier acción de marketing y comunicación, como ya vimos en la primera parte del mini curso, es definir el público objetivo. Pues si no no conoces sus características, difícilmente lograrás llegar a él.

Como ya sabes, para definir el público debes analizar ciertos aspectos como los datos sociodemográficos de tus compradores, su relación previa con tus productos o servicios y su estatus en el mercado.

Analizando a tus compradores habituales y al sector de la población al que te quieres dirigir, lograrás perfilar un público objetivo que será receptivo a tus vídeos y, así, generarás un contenido adaptado para él en estilo y tono de comunicación.

2) Planificación del calendario

Si bien hasta aquí ya se habría avanzado mucho estratégicamente hablando, antes de empezar a desarrollar el contenidos para tu campaña de vídeo marketing, tendrás que haber hecho una previsión planificada de los mismos.

Gracias a un calendario editorial detallado, podrás ganar tiempo a largo plazo y, así, la generación de un contenido de calidad pasará a ser la labor protagonista al 100%.

Algunos de los aspectos que se deben incluir en este tipo de calendario son:

  • Frecuencia de publicación: Este parámetro hace referencia al nivel de asiduidad a la hora de publicar nuevos vídeos. Aquí no existen fórmulas mágicas más que establecer un equilibrio entre ser recordado y no saturar.
  • Duración de los vídeos: Para valorar la duración de los vídeos, hay que valorar también el contenido de los mismos y la frecuencia de publicación. Por normal general, en YouTube suelen funcionar mejor los vídeos cortos.
  • Temáticas: En una estrategia de vídeo marketing, hay que valorar de forma global la clasificación de los contenidos por temáticas para poder crear diferentes listas de reproducción o vídeos secuenciados en tomas.
  • Cantidad de vídeos por temática: Esto no es más que la jerarquización. Es decir, se podrían desarrollar un mayor número de vídeos o de más duración para los contenidos relevantes para la marca.
  • Orden de publicación: Este puede responder al calendario social, a las tendencias, a las necesidades internas de la estrategia, etc.
  • Características especiales: En todo calendario editorial se debe incluir un espacio para anotar las cosas que deben tenerse en cuenta en cada contenido. Por ejemplo, si habrá colaboradores o acciones adicionales de difusión.

3) Desarrollo de contenidos en vídeo

Debido a que lo más habitual para los negocios online es contar con un blog o enviar campañas de email marketing, solemos tener en cuenta la clasificación del tipo de información a aportar cuando se trata de contenidos escritos.

Sin embargo, y dado el peso que el vídeo está tomando en el asunto, cada vez está resultando de una mayor relevancia conocer la amplia gama de contenidos que se pueden desarrollar en esta línea (más allá de los spots televisivos).

Aquí te hablamos de hasta 7 tipologías de contenido para aplicar en formato vídeo:

1) Streaming

Hacer contenido en streaming no es más que retransmitir en directo un evento importante. Puede tratarse de un evento corporativo, un encuentro entre participantes de un negocio, o cualquier otra fecha señalada.

Por otro lado, el vídeo en streaming puede conllevar el apoyo de profesionales de producción gracias a la difusión multicámara, o tratarse de una simple retransmisión por webcam a través de plataformas web o ciertas redes sociales como Periscope o Facebook Live

2) Tutoriales y webinars

Esta opción es una de las más socorridas para aquellos cuyo público objetivo es novato, y está empezando a iniciarse en el uso de cierto producto o en la puesta en marcha de ciertas estrategias o habilidades.

Esta tipología de contenido en vídeo lleva un mensaje más profundo que cualquier spot publicitario, pues tiene un trasfondo educativo. Por ello, se trata de una opción muy popular entre consultores de marketing, blogueros y profesionales relacionados con sectores tecnológicos en general.

Aquí puedes ver un ejemplo: Webinar “La alimentación complementaria” con Carlos González

3) Demostraciones

Las demostraciones se suelen asociar a los vídeos de la teletienda, pero en realidad hay muchas más opciones en torno a este concepto.

Son vídeos que demuestran cómo utilizar un producto, cómo aplicarlo en diferentes situaciones o cuáles son las diferentes funcionalidades del mismo, como es el caso de Thermomix TM5.

4) Vídeos corporativos

Los vídeos corporativos son aquellos que presentan la empresa o negocio al resto del mundo de forma muy transparente y con un mensaje que busca empatizar con el consumidor.

El contenido de los mismos suele estar centrando en modelos de trabajo responsables o filosofías de negocio que conectan con el público objetivo, como nos muestra BBVA.

5) Testimonios

Este tipo de contenido se caracteriza por contar la historia de antiguos clientes o agentes que ya han vivido la experiencia de consumir determinado producto o servicio.

Al igual que los vídeos corporativos, son muy útiles gracias a las situaciones de empatía que se generan en el público.

Oir cómo otro usuario cuenta su experiencia suele entenderse como algo cercano y creíble, motivo por el cual marcas como Fuxion se decantan por esta opción.

6) Anuncios publicitarios

Los anuncios publicitarios son los clásicos spots de la televisión, que hoy en día también encontramos en páginas web; a la mitad de artículos de blog, en zonas habilitadas para banners…

El guión de los anuncios publicitarios varía mucho en base al contenido, la historia que se quiera contar, o el estilo del negocio, por lo que te mencionamos a Ecco como ejemplo para exponer esta tipología.

7) Entrevistas

El último formato que vamos a ver es el de las entrevistas, una opción que da bastante juego, ya que cualquier negocio puede entablar una conversación con diferentes agentes como:

Uno de los principales objetivos de este formato de contenido en vídeo es el de fortalecer relaciones y hacer un networking eficaz y a largo plazo. Te dejamos a los chicos de Marketing.TV como buen ejemplo de ello.

Analizando tu estrategia de vídeo marketing

Uno de los aspectos más relevantes que tienes que tener en cuenta a la hora de trabajar con una estrategia de vídeo marketing, o de cualquier otro tipo de contenido, es que todo se debe analizar.

Si no utilizas KPIs o índices de medición que te orienten en cómo está evolucionando todo, no podrás saber si estás consiguiendo tus objetivos o no.

Además, realizar este tipo de análisis te va a ayudar a mejorar los fallos y a potenciar los puntos fuertes de tu estrategia en el futuro.

Aquí te contamos cuáles son los 5 KPIs fundamentales en vídeo marketing:

Número de reproducciones

Este es uno de los KPIs más populares, aunque en realidad no siempre da datos verídicos. Es decir, tú puedes contar las reproducciones del vídeo en la plataforma en la que tú lo has compartido, pero si los usuarios lo llevan a otras plataformas no estarás sumando esas reproducciones.

Aún así, es un buen inicio para saber si el vídeo está gustando o no. Donde primero van a conocer el contenido es en el espacio que lo compartes, por lo que si hay o no reproducciones te va a indicar la aceptación inicial del vídeo.

Comentarios

El engagement siempre es importante en marketing online. Si los usuarios participan y comentan el contenido, eso significa que les despierta interés y que realmente les estás llegando.

Minutos reproducidos

Puede haber muchas reproducciones que abandonen el vídeo rápidamente, con lo que sabrás que el título o la descripción ha llamado la atención de los usuarios, pero el vídeo no les ha enganchado.

Por tanto, si los usuarios reproducen el vídeo hasta el final, será una indicación de que la aceptación del contenido está siendo muy buena.

Seguidores del canal

Este KPI funciona especialmente en YouTube, aunque hay otras plataformas que funcionan de forma muy parecida.

Cuanto mayor sea tu comunidad, mayor será el número de usuarios que interesados en tus contenidos y en los vídeos que les ofreces.

Número de click-throughs

Se podría asimilar la definición de este KPI a la del “lead” en las campañas de inbound marketing, ya que el click-through define la acción que se espera de los usuarios.

En otras palabras, el click-through puede referirse al click en una llamada a la acción al final del vídeo, en la descripción, o la realización de cualquier otra acción solicitada. Con ello, se mide el nivel de influencia de la marca y el grado de fidelidad de los seguidores.

Resumen de lo aprendido en esta 2ª parte

Aquí concluimos con la segunda parte de este mini curso, con lo que a estas alturas seguro que ya has sacado tantas conclusiones acerca del vídeo marketing, que estarás en miras de ponerte en breves manos a la obra.

A rasgos generales, hemos visto cómo has de definir a tu público objetivo para aportar información de valor que te ayude a generar beneficios con tu estrategia y qué tipos de contenidos puedes desarrollar según los objetivos de tu negocio.

Recuerda que la medición mediante KPIs, así como la planificación estratégica de un calendario editorial, es fundamental para que todo fluya a largo plazo.

De momento te dejamos reflexionar sobre todo lo aprendido para que, una vez que tengas listos tus vídeos, estés preparado para la tercera y última parte del curso; ¡cómo posicionar tus vídeos dentro de YouTube!

Dejar respuesta

  He leído y acepto la política de privacidad

Información básica de protección sobre datos personales