keywords

Hemos llegado a la segunda parte de este completo mini curso de SEO básico, en el que vamos a profundizar sobre cómo empezar a trabajar en el posicionamiento de tu página web o blog.

Tras la primera parte del mini curso, ya conoces lo que es el SEO y qué ventajas ofrece a tu proyecto online. Por eso, ha llegado el momento de ponerse manos a la obra y dar los primeros pasos.

El principio de toda estrategia de posicionamiento son las palabras clave, lo que requiere de una correcta selección y planificación.

En este sentido, hay que utilizar las más potentes del mercado. Aquellas que más interesan a los usuarios en función al perfil del cliente digital y el tipo de contenidos que más interés suscita.

Con la correcta selección de palabras clave y posicionamiento de las mismas, es posible:

  • Aparecer en los primeros resultados de los temas candentes.
  • Competir con el resto de negocios.
  • Atraer a potenciales clientes.

Para lograr todo esto, te recomendamos seguir leyendo para descubrir qué son las palabras clave y cómo optimizar tu posicionamiento SEO gracias a ellas.

¿Qué es una keyword o palabra clave?

En castellano solemos utilizar indistintamente el término en inglés “keyword”, así como “palabra clave”, para referirnos a estos instrumentos de investigación y base de toda estrategia de posicionamiento web.

Éstas, no son más que términos formados por una o más palabras que reflejan los intereses de los usuarios. Es decir, son los términos que ellos utilizan para buscar información en Internet a la hora encontrar una solución a sus problemas o necesidades.

Por lo tanto, las palabras clave también son aquellos términos que las marcas o negocios deben utilizar en sus contenidos online si quieren que los usuarios les encuentren.

Debemos ser conscientes de que de nada sirve utilizar el nombre técnico de un producto o servicio, si los usuarios utilizan otro término de búsqueda para referirse al mismo.

¿Qué tipo de palabras clave existen?

Aunque pueda parecerlo, no todas las palabras clave son iguales. Existen diferentes tipos y, de hecho, hay varias clasificaciones que recogen las diferencias entre unas y otras.

Se pueden clasificar por la forma de la keyword, por la intención de búsqueda, por su relevancia dentro de un tema, etc.

Keywords comerciales

Se trata de los términos de búsqueda que los usuarios utilizan con el propósito de cubrir una necesidad. Por tanto, las marcas las usan para atraer usuarios y convertirles en clientes.

Se utilizan, por ejemplo, en las páginas internas de servicios, las landing pages de venta o los contenidos evergreen (aquellos que representan al negocio dentro de su blog corporativo).

Dentro de las keywords comerciales, hay varios tipos según la fase en la que se encuentra el usuario:

  • Palabras de investigación con intención de compra: En este caso los usuarios están investigando sobre un tema concreto y buscan cubrir una necesidad. Se están informando sobre las opciones antes de tomar una decisión. Ejemplo: “cómo elegir un buen profesional SEO”.
  • Palabras transaccionales: Estas palabras clave son las que llevan al usuario a la compra definitiva. Ya se han informado o tienen claro lo que quieren y buscan la forma de realizar la transacción final. Ejemplo: “profesionales SEO en mi zona”.
  • Palabras de navegación: En este caso, el usuario busca un destino concreto, como la web de un negocio, un blog, una noticia concreta, etc. Ya conoce a la marca y va directamente a buscarla. Ejemplo: “el blog de Profesional Hosting”.

Keywords de contenido informativo

Las palabras clave informativas son las más habituales y hacen referencia a la intención de los usuarios de informarse sobre cualquier tema. Los usuarios acuden a Internet con este objetivo muy a menudo.

Se utilizan para buscar información sobre noticias de actualidad, eventos, documentación, etc. Un ejemplo de keyword de contenido informativo sería “qué es el posicionamiento SEO”.

Palabras clave relacionadas

Optar por el uso de palabras clave relacionadas es una buena idea, siempre y cuando se conozca bien los temas principales que interesan a los usuarios en relación con el negocio, productos o servicios.

Estas son las palabras clave de la misma familia semántica, o versiones más completas de la keyword principal que quieres utilizar.

Hay muchas herramientas que ofrecen palabras clave relacionadas cuando tú seleccionas una, como por ejemplo:

Este tipo de palabras clave puede resultar muy útil cuando la keyword principal está muy competida y lograr un buen posicionamiento es complicado.

Palabras clave short y long-tail

Esta es otra de las clasificaciones que se puede utilizar para categorizar las palabras clave; las short-tail son los términos que están formados por una única palabra, mientras que las long-tail son aquellas que están formados por varias.

Cuando el SEO empezó se utilizaban short-tail keywords, pero con el paso del tiempo las long-tail han ido ganando importancia y popularidad.

Esto se debe a que son mucho más naturales y concretas, ya que los usuarios las utilizan para llegar a resultados mucho más específicos.

Esto abre el abanico de posibilidades a la hora de posicionar un término de búsqueda genérico con un alto nivel de competencia, pues las palabras clave long-tail son más concretas a la vez que menos competidas.

¿Cómo elegir las mejores palabras clave?

Ya hemos visto que las palabras clave son la esencia de cualquier estrategia de posicionamiento web. Por este motivo, es especialmente importante dedicar tiempo a la buena elección de las mismas.

Cuanto más se investigue al respecto, más fácil será luego avanzar con el desarrollo de contenidos SEO optimizados. Y, por supuesto, antes verás como todo el trabajo da sus frutos.

Si, por el contrario, trabajas con palabras que no hayas elegido bien, es probable que incluso atraigas tráfico no cualificado. Es decir, no perteneciente a tu público objetivo.

Criterios de selección

Es bastante habitual que el primer criterio para seleccionar palabras clave que se nos venga a la cabeza sea, precisamente, el volumen de búsquedas.

Sin embargo, esta no es la única característica que debemos considerar. Estos son algunos de los elementos que hay que medir para tomar una decisión acertada:

  • Volumen de búsquedas: El volumen de búsquedas es la cantidad de usuarios que incluyen esta keyword en sus búsquedas habitualmente.
  • Competencia: Hace referencia a la cantidad de competidores que están intentando posicionarse para la misma palabra clave.
  • Keywords difficulty: Este indicador lo ofrecen diferentes herramientas, como SEMrush, e indica si es posible entrar a esa pelea por el posicionamiento o si es difícil avanzar por este camino.
  • Tendencia: Hay que fijarse en si una keyword es cada vez más popular o está cayendo en desuso.

De estos criterios, uno de los más interesantes es el de la competencia, pues si hay muchos competidores es probable que sea difícil posicionar, o incluso mantenerse.

En estos casos, resulta interesante buscar palabras clave relacionadas o versiones long-tail diferentes. Además, siempre es bueno conocer quiénes son esos competidores.

Piensa que no es lo mismo pelear por una posición con un negocio similar al tuyo, que pelear con alguien mucho más grande que puede invertir más recursos.

A la hora de seleccionar palabras clave, debemos ser realistas, pues hay que saber dónde y cuándo se puede competir, y qué “guerras” es mejor dejar para no desperdiciar el tiempo.

Herramientas para analizar keywords

Para conocer criterios como los anteriores, lo ideal es servirse de herramientas de análisis potentes que te puedan orientar en el análisis de palabras clave.

Aunque cada una tiene sus propios índices de medición, la mayoría de ellas te van a ofrecer información parecida y te van a ayudar a despejar dudas.

Algunas de las herramientas más comunes hoy en día son:

Es una de las herramientas más completas, tanto para trabajar el SEO como el SEM. Si hay algo por lo que destaca, es por los informes con todo tipo de información que te permite realizar.

Con ella puedes analizar palabras clave de la competencia y de tu propio negocio. Puedes utilizarla con una cuenta gratuita, con información limitada, o mediante suscripción, con informes mucho más detallados.

La ventaja de esta herramienta es que, al ser de Google, te da la información más potente en relación a este motor de búsqueda.

Sin embargo, no te da datos concretos si no estás realizando alguna campaña con ellos. En su lugar te da cifras aproximadas.

Es una de las herramientas clásicas en este tipo de estrategias. Lleva muchos años funcionando y son muchos los usuarios que se decantan por esta opción.

Su servicio es mediante suscripción, pero merece la pena con la gran cantidad de información que ofrece.

Utiliza la herramienta “Google Suggest” para ofrecer una gran cantidad de palabras clave relacionadas a la que tú incluyes en su buscador.

Ubersuggest te permite seleccionar las más interesantes y exportar toda la información a una tabla o a la herramienta que utilices de SEO.

Conclusiones sobre la elección de palabras clave

Antes de pasar a la tercera parte de este mini curso de SEO básico, deben quedar afianzados todos los conocimientos que hemos visto hasta ahora, ya que van a ser la base del resto de la estrategia de posicionamiento web.

Las palabras clave son esa herramienta que te va a permitir utilizar el mismo lenguaje que los usuarios, a la hora de posicionar tus páginas en los motores de búsqueda.

Por ese motivo, debes buscar las mejores. Esas que verdaderamente te ayudarán a lograr un buen posicionamiento. Eso sí, fijándote en diversos criterios, y no solo en el volumen de búsquedas que tienen.

En las dos próximas entregas de este mini curso de SEO, y tras haber realizado una correcta investigación y selección de keywords, seguiremos avanzando en técnicas de posicionamiento en página y off-page. ¡Te esperamos!

Dejar respuesta

  He leído y acepto la política de privacidad

Información básica de protección sobre datos personales